martes, 8 de diciembre de 2009

Humitas del sur del mundo


Ya he manifestado aquí mi adoración por la comida Latinoamericana, la verdad es que es un compendio de ingredientes increíbles, sabrosos, vistosos y deliciosos. Pensándolo ahora, ¿qué sería de nosotros sin esos ingredientes tan consumidos hoy en día? ¿Como podríamos vivir sin el tomate, la vainilla, el chile, la patata, el pavo, el aguacate, los frijoles, la calabaza, la yuca, la chirimoya, la quínoa, la piña, los cacahuetes, el achiote, etc., y como no, el chocolate?, (gracias México!)

La primera vez que fui a Chile y me llevaron a comer Humitas, quede fascinada frente aquel paquetito lleno de sabor y textura. La humita tiene diferentes versiones en varios países de Latinoamérica, Argentina tiene la suya, así como Bolivia, Perú o Ecuador. La palabra viene del quechua y es un alimento pre-hispánico. Los tamales son los primos hermanos de las humitas y son igual de sabrosos. Las humitas se pueden servir con una ensalada o salsa de tomates. El relleno de este paquetito está compuesto de los granos del maíz molidos a los que se les añade albahaca fresca que le da un toque aromático y sabrosísimo. Con esta entrada envió un guiño cariñoso a mis amigos del sur del mundo.


Yo particularmente no muelo mucho los granos, me gusta que se vean algunos medio enteros, pero eso va a gustos. Si podemos comprar las mazorcas de maíz con las hojas mucho mejor, porque estas nos servirán para envolver el relleno, si no, en las tiendas de productos mexicanos podemos encontrarlas secas (que tendremos que remojar previamente en agua para que se ablanden) o simplemente usar papel de plata. No es lo mismo, pero ayuda…Cuando te presentan en el plato estas bellezas, y se abre el paquetito, ya no hay vuelta atrás, te enamoras del aroma maravilloso de la albahaca y el dulzor del maíz, te envuelve y solo quieres comer una tras otra, y aprender a hacerlas y no parar nunca…




Ingredientes

6 mazorcas de maíz
1 cucharada de cúrcuma o colorante alimentario
2 cucharadas de aceite de oliva o manteca de cerdo
2 chiles verde pequeños picados (opcional)
1 taza de leche
1 cebolla picada fina
1 rama de albahaca fresca picada fina
Sal y pimienta





Elaboración

Desgranar la mazorca con un cuchillo, y reservar las hojas.
Freír la cebolla en el aceite o manteca de cerdo hasta que este translúcida, añadir los chiles, la cúrcuma, la albahaca, la sal y la pimienta.
Moler los granos en un robot de cocina o con la batidora. Colocarlos en una olla y añadir la mezcla de la cebolla y albahaca, junto con la leche. Cocinar a fuego lento hasta que espese, si vemos que tarda en espesar le añadiremos mas leche.




Ahora necesitamos formar los paquetes, para ellos colocaremos dos hojas de maíz unidas y superpuestas por la parte más ancha. Poner dos cucharadas de la pasta de maíz en el medio, doblad los lados de las hojas y luego cruzar los extremos, formando así la humita. Atar con un cordel o con tiras de la misma hoja del maíz.

Poner las humitas a cocer una olla con abundante agua sazonada con sal, durante una hora. Retirar del fuego y poner en un colador grande unos cinco minutos para colar el exceso de líquido. Servir con unas tijeras….



63 comentarios:

Marhya dijo...

Pity, si que deben de estar buenísimas, aparte de las buenísima pinta que tiene es que lo cuentas d eun modo que casi parece que una lo puede oler y saborear, da gusto. Por aquí no he visto hojas secas ni mazorcas con la hoja, pero a lo mejor algún cultivador tiene, ya buscaré.
Besos.

Marta dijo...

No conocía las humitas Pity pero estoy segura de que deben estar deliciosa. A mi me pasa como a ti, la comida latinoamericana me vuelve loca, lástima que la conozca tan poquito.
Gracias por tu receta.
Besos

Unodedos dijo...

No tenía ni idea de que existiera algo así. Las fotos y la explicación hablan por si solas, me ha enamorado : )
Besos!

Empar dijo...

No las conocia. Pero con la presencia que tienen cualquiera no se enamoraria de ellas.
Magnificas fotos como siempre.
Besos.

sara dijo...

Vaya, no conocía ésta receta, seguro que está rebueno. Y las fotos magnífcas!
Bs!

María dijo...

Yo me uno al grupo que no conocía esta receta, gracias por descubrirnosla

Marisa dijo...

Holaaaa, este plato no sé que tal estará, pero desdeluego tu fotografía es fantástica!!!
Gracias por ilustrarnos sobre otras gastronomías!!
un besooo

Marilyn dijo...

Hola Pity,
Yo tampoco conocia las humitas.
Me gustó la combinación de maiz con albahaca, me guardo la receta.
Saludos!

Gabriela, clavo y canela dijo...

Que delicia, Pity!, al verlos creí que eran tamales, pero ya leyendo me entero de lo que es...
gracias por la receta
Gaby

mesilda dijo...

Tampoco conocia esta receta,pero me encanta,lo dificil sera encontrar estos ingredientes.....las fotos preciosas.
Besets.

Germán dijo...

Señora la felicito, es un orgullo y un placer ver una preparación de este tipo en este blog.
Gracias.
Si tiene ganas, fíjese que en mi blog tengo la humita en olla, típica del Norte Grande Argentino.
Besos.

Erika dijo...

Que ricas que son las humitas! Gracias por tu cariño, es muy bien recibido.
Es como vos decís, en cada lugar se preparan distinto. Nunca las probé con este relleno pero me imagino que debe ser muy rico. Y yo siempre las comí solas sin nada que las acompañe. En todo caso después si querés te podéscomer alguna empanada si te quedaste con hambre.
Te cuento que el choclo(mazorca) se vende con sus hojas fresco en la verdulería. Solo se las quitan si se lo pedís. En realidad el maíz lo podés encontrar en todas sus formas, seco , enlatado, triturado , partido, de varios colores y desde ya fresco también.
La verdad es que hay muchos platos latinoamericanos riquísimos y este es uno de ellos. Gracias por hacerlo conocer.
Cariños

Capricornio dijo...

Son una receta deliciosa. La he probado pero sin las hierbas aromàticas, más bien hacia las versiones dulces, y hasta acompañadas de queso.

Me gustó mucho el relato y claro, la calidad de las fotografìas. Un abrazo fraternal desde la cintura de América: Costa Rica

Elvira dijo...

No las conocía, la presentación es tan impresionante con esa hoja, que realmente te entran ganas de abrir cuanto antes el paquetito para averigüar que hay dentro, quizá yo debería hacerlas con papel de aluminio, pues toda la cosecha está cogida ya y no queda ni una hoja y en el super o el mercado las he visto. Sensacional como siempre, un besazo amiga con cada entrada me sorprendes más y más. Besitos

Mª Dolores Andrés. dijo...

Enhorabuena por esta receta tan original y desconocida para mí. Con tu permiso, la voy a copiar para hacérsela a mi maridito que es muy de mexicano. Un beso.

Kako dijo...

Mis humitas!!!, son mías y sólo mías!!!, Pity, me has dado con todo. Poco cocino yo platos de Chile, pero éste me mata sin dudas, aunque una sóla vez intenté hacerlo con un fracaso absoluto, no es nada fácil y te felicito por el resultado fenomenal.
Siempre que viajo a Chile me compro una par de humitas, no me puede faltar la ensalada de tomate ni la pimienta blanca molida, que empolvoreo encima en exceso.

Gracias por esta entrada marivollosa y por la oda a nuestra comida criolla.

Mil besos!!

Su dijo...

Madre mia!!
Fantásticas!

Angie dijo...

Nunca he probado las humitas, y parece que me estoy perdiendo algo muy bueno!!!!!! La torre de galletas... un 10 de presentación, y seguro que de sabor! Un besito, guapa.

Bárbara dijo...

No conocía tu blog, y me he dado un paseíto y me ha encantado!
Así que ya estás en mi lista para venir a visitarte.
Las humitas me han dejado así :OOO
Qué chulada!Seguro que están riquísimas!
Besitos

Sylvia dijo...

Siempre he tenido la curiosidad si la humita era similar a la pamonha brasilera ;por lo qie veo en la receta la única similitud es que es servida en la chala y cocida, y el maíz . De resto nada que ver. Gracias por publicar la receta

Clemenvilla dijo...

Una buen explicación del plato, es muy interesante y el resultado debe ser muy sabroso.
Un besito

*Eva* dijo...

Hola Pity! tal y como la describes creo que no habría nadie a quien no le gustara la comida latinoamericana. Sólo hay que leerte, verte y disfrutar.

Aromas de mi Cocina dijo...

Mmmmm... no se porque, pero esto me huele a navidad!.
En Venezuela hacemos algo bastante parecido (Hallacas) aunque las envolvemos en hojas de platano.
Tus recetas... espectaculares como siempre.
Un abrazo!

Palmira dijo...

No conocia las humitas ... pero lo explicas muy bien y da muchas ganas probarlas!
Gracias por hacerme descubrir este plato.
Un saludo,

The kiwi kitchen dijo...

Pity, qué ricas estas humitas! no las conocía, he visto algo parecido en la gastronomía thailandesa, también unos saquitos rellenos muy ricos pero estas en concreto no las había visto nunca.
Tienen que estar deliciosas!! Las fotos preciosas, en cada entrada te superas.
Besos mil,
Nuria

Laura. dijo...

Que maravilla de plato, no lo conocia, me parece preciosa la presentacion que tiene.Desde luego, nunca te acostaras sin saber algo nuevo.
Me gusta mucho.
Besos!

Zulma dijo...

Pity , que honor para esas humitas , integrar el paisaje londinense...
Mi mama preparaba una, que ademas llevaba zapallo rallado en crudo y cocinado todo junto...riquisima.
Me gusto mucho tu receta y tambien las fotos , ese desenfoque de la primera a la ultima ,maravilloso!!
Un beso enorme y gacias por nombrar en tus post, a nuestra America del Sur .

PILAR dijo...

Me uno a los que no conocian este plato pero con los ingredientes que lleva debe ser delicioso. Las fotografías invitan a no demorarse en probarlo.
Besos!

María José dijo...

Muchas gracias por enseñarnos no solo estas fotos tan lindas sino la receta y su historia.
Un abrazo,
María José

Wendina dijo...

Ummm, me los cenaría esta noche. Nunca los había visto, tienen que estar deliciosos.

Maite (Mai) dijo...

Pity, se ven maravillosas! que bonita explicación y que bien presentado. Un beso

nieves dijo...

Esta receta me ha traído recuerdos de mi estancia en México hace unos años. Su comida no deja a nadie indiferente, y estas humitas que hoy publicas tienen efectivamente un aspecto para enamorar.

Un abrazo.

mavele dijo...

Hola Pity,

Es cierto, es un plato universal en este lado del continente. En mi país Venezuela se denominan hallaquitas y a veces se mezcla la masa con un guiso de piel cerdo al que llamamos chicharon (son ricas aunque en la descripcion no lo parezcan jajajaja)

un saludo

Carmen dijo...

Con las humitas me acuerdo de las canciones folcloricas de Quilapayun, un grupo chileno de los años 70´s que marcaron mi niñez. Además de conocer muchos chilenos compitiendo con sus humitas y con los huchepos de otros amigos michoacanos. Los huchepos son los tamales mexicanos más parecidos a las humitas.

Mmmh que rico, ya me dió hambre y ya me debo de ir a acostar.
Un saludo querida

Claudia Hernández dijo...

Ah, se ven deliciosas... y las fotos Pity, siempre son una pasada!

El futuro bloguero dijo...

Menuda presentación de ese paquetito, y qué fotografías, Pity.

Espectacular receta, me recordó mis años en Paraguay, aún puedo recordar el olor a través de la mazorca...

mmmmh

Vanesuky dijo...

Que delicia de paquetitos!!!La verdad es que sin todos esos ingrediente, la cocina española no sería nada!!Pensemos que haríamos sin chocolate??

Un besazo guapi,

Vanesuky.

Zerogluten dijo...

A mi también me gusta mucho la cocina latina y reconozco que muchos de los ingredientes de fondo de armario que tenemos, proceden de nuestros hermanos de América.
Sin duda tus humitas son todo un espectáculo, tanto visual, pues tus fotos son maravillosas, como para el paladar.
Te mando besitos sin gluten.

NORMA RUIZ dijo...

He oido hablar mucho de ellas, pero nunca las he probado, me encanto tú receta hay que probar se ven deliciosas, mil gracias Pity.

xaro dijo...

Yo las tomé en Bolivia y me parecieron sublimes!!!!!!

Marina dijo...

¡Hola Pity, guapa!
¡Qué gracia las humitas! No tenía ni idea, todos los días nos enseñas cosas nuevas. ¡Muchas gracias!
¡Mmm! Tienen que estar riquísmas ;)

Besitos,
Marina

Núria dijo...

La verdad es que este plato lo desconocía, las fotos preciosas.
hasta pronto

Mai dijo...

Ya tenemos algo en común, me encanta la comida latinoamericana, bueno, y la asiática y la griega....
Son fantásticas, pero mi pregunta, de donde saco yo el envoltorio?
Fantásticas fotos y gracias por esa receta.
Besos

Caty dijo...

No conocía esta receta, deben estar muy buenas, te he dejado un "regalo" en mi blog. Besos, buen fin de semana.

carmenpiva dijo...

Me encanta tu entrada, con las fotos y tu explicación, aunque a mi me resulta todo muy exótico. Me encantaría probarlas!
xxxx

ELS PEIXOS dijo...

Encantada de conocerte !!!!
Estuve en Londres en el 95 y tengo muy buenos recuerdos.
Esto que presentas me recuerda colombia. Viví un mes y medio en Bogota y comí algo parecido .
Un saludo desde Catalunya.

kanela y Limón dijo...

Muchísimas gracias por visitar mi blog!!
Te agradezco que lo hayas hecho por que así he podido descubrir el tuyo, que menuda maravilla.
Felicidades por las recetas y por las impresionantes fotos.
Un beso enorme Pity!

Merchi dijo...

No conocia las Humiras Pity, pero no dudo en que tienen que estar riquisimas. La información que nos has dejado, es de sobrealiente y la fotografia vamos...una pasada.

besines

marilu perez dijo...

Pitty,
¡Que maravilla! Cuando las he visto he pensado que no encontraría todos los ingredientes, pero si! ¡Que bien! Los paquetitos son super coquetos, pero cuando los he visto abiertos...que pinta!
¡Besos y gracias por la receta, me ha encantado!

martuki dijo...

QUÉ HUMITAS!!!!!
QUÉ FOTOS!!!
QUÉ PASADAAA!!!
QUÉ GANAS DE HINCARLE EL DIENTE A UNA!!!DELICIOSAS!besos

Irmina Díaz-Frois Martín dijo...

Qué gozadada debe de dar comer esta comida, super sana.
Me ha encantdo la presentación del plato, linda, de verdad.
Un beso.

Milena dijo...

Piti!! Mai me avisó que habías publicado una comida chilena, cuando me la describió le contesté HUMITAS!!!
Realmente deliciosas, agradezco la dedicatoria por lo que a mi me toca.
Te doy algunos datos para que comprendas un poco más de esta tradición culinaria.
El nombre humita la recibe porque en Chile a la pajarilla del traje de los varones se les llama humita.
En Chile no es difícil encontrar las hojas para confeccionarlas ya que las mazorcas de maíz o "choclo" son de gran tamaño, no es el típico maíz dulce, sino uno mucho más lechoso y de color más pálido, en algunas ocasiones podemos encontrar ejemplares de 1 o 2 kilos los que reciben el nombre de "diente de caballo" por el tamaño que alcanzan los granos.
En Chile en esta época del año es verano por lo que este es curiosamente un plato caliente de verano, pero el olor aromático de la albahaca lo hace un plato muy refrescante, al igual que los "porotos granados" o el "pastel de choclo".
Finalmente te cuento un secreto de cocina de mi mamá, ella cortaba la punta del grano con un cuchillo, y luego pasaba el canto del cuchillo arrasando con el contenido del grano y dejando pegado a la piña el envoltorio del mismo.
Con esto la humita queda más cremosa.
Ahhh! y por último no pude evitar fijarme en el pebre que acertadamente acompaña a tus hermosas humitas.
Una de mis debilidades es comerla con algo de azúcar espolvoreada encima.
Te agradezco este post en el alma, definitivamente me has dejado pletórica de felicidad!

CARMEN dijo...

No conocía este plato y viendo como te ha quedado, debe estar delicioso.
besitos

Elvira dijo...

Hola guapi, tengo una cosilla para tí en mi blog, besitos

IDania dijo...

Pity,
Están riquíiiiiiiiiisimas!! Y doy fe de ello, aunque en mi país de origen (Cuba), no le llaman "humitas" sino "tamales"...
Quién le cambió el nombre??? jejeje!!!
Has hecho un paso a paso ESTUPENDO!!!
Un besazo y gracias por compartir.
IDania

Erika. dijo...

Que pinta, se ve deliciosas y tienen que estar deliciosas.

Soy Peruana y en Perú tbm tenemos humitas verdes ( se mezcla el maiz con cilantro molido) y humitas dulces con pasas... Esta buenisimas en todas sus formas.

Las fotos preciosas.

Que hambre!

Isa dijo...

es la primera vez que visito tu blog seguro que tus recetas estan muy ricas pero tus fotos me encantan ,esa es mi espinita
un beso

Ly dijo...

Guauuuu que blog!!

Rosario Diaz Araujo dijo...

Pity, dios mio que maravilla tu blog!
Sin palabras me has dejado.
Estoy un poco complicad por eos no actualizo el mio, pero en cuanto pueda me voy a dar una vuelta por acá a leer y soñar.
Beso

ANTESVA dijo...

Hola PETY,me alegro mucho que desde Londres veas mis blogs, muy interesante tu receta
**FELICES FIESTAS **

arcoiris-gelees@blogspot.com dijo...

Hola! Saludos desde México, me encanta tu blog, he aprendido cultura de Inglaterra más que en los libros que nos dan en nuestras escuelas(has de saber que por desgracia nuestro nivel educativo es bajísimo, en fin esa es otra historia).
Te escribo sólo para compartirte que aquí en Tabasco -sureste de México-, acostumbramos comer tamales de chipilín, que es una hojita pequeña que se mezcla con la masa de maíz y encima ya cocido, se le agrga una capa de salsa roja elaborada a base de jitomates y chile "amashito", es muy chiquito pero pica muchísimo. Es popular también el tamal de chaya, que es una hoja espinosa, pero que ya preparada le da un sabor muy especial y sureño a éstos platillos.
Te felicito por tu blog, gracias

Marisol dijo...

hola a todos,les cuento q soy de Chile y en estos momentos estoy comiendo unas ricas humita hechas por mi...este plaro tan delicioso se prepara en verano y les cuento como se preparan....de desgrana el choclo y se muelen en molino junto con la albaca y aji verde y si es necesario agregarle leche ah y se me olvidava hecharlr la cebollita frita y sal al gusto,luego ordenar las hojas y rellenarlas son como parecidas a los tamales y la coccion es de 1 hora....al momento de servirlas si quieres las acompañas con una ensalada de tomates...saludos amigas desde Chile q les queden ricas sus humitas :)

Daniel Uribe dijo...

El hermano carnívoro de la humita es el pastel de choclo (tal vez el más eximio representante de la comida chilena), un plato extraordinario y no necesitas las hojas, solo grano firme. La preparación del choclo es similar, sólo que se agrega "pino" (un guisado de carne -picada o molida-, cebolla y aceitunas idealmente reposados desde el dia anterior), huevos cocidos y pollo (idealmente muslos). Se coloca el pino, los huevos y el pollo en la base de una fuente y se cubre con la pasta de choclo. En Chile se preparan en "librillos", platos profundos de greda de unos 20 cm de diámetros y quedan superlativos. A ver si pity tiene una receta factible de preparar en estas tierras...